Mineros ilegales se niegan a abandonar yacimientos de la Gran Colombia Gold

En un comunicado emitido este martes, los mineros ilegales advirtieron que no cesarán sus actividades en yacimientos de Marmato que están bajo titularidad de la compañía Gran Colombia Gold.

Un documento de la Asociación de Mineros Tradicionales de Marmato (Asomitrama) expresa preocupación por la petición de la multinacional, que solicitó en 2017 el desalojo de 200 minas invadidas en esa localidad, en Segovia y Remedios.

Durante un año, los mineros no difundieron la misiva, sino hasta el pasado sábado.

Y eso ocurre justo cuando empieza a formarse la carrera política del expresidente de la Mesa Minera, Eliober Castañeda, hacia la alcaldía de Segovia.

Lea también: Mesa Minera prepara ofensiva para anclarse en yacimientos de la Gran Colombia Gold

Esta misma mesa también emitió una carta este martes, para rechazar la solicitud de liberación de minas invadidas. La catalogaron como “mezquina”.

Jaime Alonso Gallego, presidente encargado de la asociación que abarca los municipios Segovia y Remedios (Antioquia), dejó ver que la compañía no tiene derecho a exigir sobre los espacios adjudicados por el Estado.

Son 200 los yacimientos operados al margen de la ley por mineros que se hacen llamar ancestrales, pero esos predios solo tienen un titular y es la Gran Colombia Gold.

Residentes de Segovia sospechan que las últimas declaraciones la mesa minera buscan catapultar la imagen política de Eliober Castañeda y garantizarle un espacio al sector informal en la administración pública de Segovia.

Igual a los desalojos ejecutados en Buriticá

En la misiva que mes a mes hace llegar la multinacional a Gobierno, esta insiste en que Segovia, Remedios y Marmato no recibieron el apoyo de organización y respeto a las titularidades mineras.

Recordó que sí tomaron medidas en Buriticá entre 2015 y 2017.

En ese período, las autoridades ratificaron los derechos de quienes tenían títulos legales para explotar y formalizaron a quienes cumplieron con las exigencias del Estado para operar en el sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *