Carlos Alberto Solarte: “Es mejor enseñarles a pescar que darles el pescado”

“El secreto del éxito es la preparación y el trabajo”. Quizá esta frase de Colin Powell dibuje bien los requisitos para el triunfo personal, pero el empresario Carlos Alberto Solarte le agrega un toque picante al citar el proverbio chino “es mejor enseñarles a pescar que darles el pescado”. Con ese principio enseñó a su familia y consolidó Cass Constructores.

Ese fue su principio, con el cual enseñó a sus hijos, Claudia, Paola y Carlos Andrés, a constituir perfiles de negocios de de integridad y fuerza.

Lea también: Boicot judicial impidió a Carlos Alberto Solarte culminar tramo Buga-Buenaventura

El objetivo fue el éxito de la compañía, a través de la confianza del Estado y la calidad de sus proyectos.

Y vaya que lo logró. Pero su premisa fue prestar herramientas para promover el éxito y no cargar en sus hombros el confort de sus hijos.

“A ellos no les presté, les prestó el banco. Les serví de aval en el banco, de fiador responsable pero yo no les presté un peso. El día que les dé un peso, ellos no sabrán cuánto cuesta tener una máquina. Para conservarla hay que comprarla, entonces a usted le duele y dice: esta máquina cuesta”, explica Solarte.

Su hija mayor, quien gerencia la compañía sabe muy bien el esfuerzo significó forjar la contratista.

“Para nosotros siempre ha sido muy claro que mi papá es el jefe. Eso nos ayudó a buscar la consolidación cada uno desde su lado: Carlos Andrés en la obra; yo en la parte financiera, licitaciones; y Claudia llega a organizar muchas cosas, ella ya sabía cómo se debía manejar una empresa grande”, contó Paola en la reseña histórica de la compañía.

Referencia nacional para el desarrollo de infraestructura

A partir de allí, en el año 2005, Cass Constructores se convirtió en referencia para la construcción de grandes infraestructuras en Colombia, como la concesión de malla vial del Valle del Cauca y la APP vía Pacífico.

Aunque truncados por la persecución política, los Solarte no dejan de trabajar por la modernización de las vías del país y por defender la limpia trayectoria que supieron forjar desde sus inicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *