Las propuestas de candidatas a la Alcaldía de Bogotá para mejorar calidad del aire

Luego de que el Distrito decretara nuevamente la implementación del ‘pico y placa ambiental‘ por la mala calidad del aire en varias zonas de la ciudad, en RCN Radio consultamos a las candidatas a la Alcaldía de Bogotá, para conocer sus propuestas frente a la crisis ambiental que se está registrando.

Claudia López, precandidata a la Alcaldía de Bogotá por el Partido Verde, aseguró que propondrá durante su campaña más energías limpias para la capital, debido a las recientes alertas por la mala calidad del aire.

Debemos sustituir el diésel porque es tres veces más nocivo y mortal que las personas asesinadas con armas blancas o pistolas”, dijo.

López señaló que “la mayor arma letal de Bogotá hoy es el aire contaminado. Hay que sustituir el diésel, dejar de talar árboles y dejar el capricho de meter el Transmilenio por la séptima“.

“Es increíble que sabiendo que el diésel y el aire contaminado matan más personas en Bogotá que las armas blancas, el alcalde Enrique Peñalosa haya comprado una flota de diésel en el siglo XXI”, sostuvo.

En cuanto al pico y placa, la precandidata afirmó que más allá de esta medida que beneficia por unas horas la calidad del aire en Bogotá, “se debe primero hacer las cosas bien de fondo”, como la estrategia de energías limpias, acompañada de otras medidas.

Por su parte, la candidata a la Alcaldía de Bogotá por el Centro Democrático, Ángela Garzón, aseguró que la mala calidad del aire en la ciudad se deriva de la contaminación que ocasionan especialmente los vehículos de carga.

Garzón precisó que no se puede seguir improvisando con medidas como la del pico y placa ambiental y agregó que el Distrito debe regular también la circulación de buses de servicio público, que son los que aportan los mayores niveles de contaminación.

“Es un tema que he venido denunciando desde el Concejo. Tenemos una muy mala calidad del aire como por ejemplo en el barrio Carvajal y una muy mala calidad en Colombia y en América Latina”, dijo.

Agregó que “el pico y placa ambiental es una medida improvisada y tenemos que dejar de improvisar porque los vehículos particulares solamente causan el 2.4% de la contaminación. Hay que regular los camiones de carga que causan el 46% de la contaminación”.

Garzón precisó que hay que tomar medidas drásticas para mejorar los niveles de contaminación en la ciudad, además de “un plan ambicioso de arborización, especialmente en localidades como Bosa y Ciudad Bolívar”.

La candidata del Centro Democrático señaló que la ciudad debe trabajar en la adquisición de buses eléctricos que permitan mejorar la calidad del aire.

“Lo que no podemos hacer es seguir castigando a los ciudadanos. Hoy muchos de ellos decían que no sabían que había pico y placa, porque no se socializó la medida con suficiente tiempo“, destacó.

Finalmente, Ángel Garzón dijo que una de las fórmulas para mejorar la movilidad en la ciudad se podría dar con la implementación del sistema de semaforización inteligente, aunque no descartó que se puedan hacer modificacciones en el pico y placa.

“Hay que revisar qué está pasando con el pico y placa porque hace varios años no se hace un estudio de impacto sobre la movilidad en Bogotá. Con el sistema de semaforización inteligente que debe ser implementado este año, vamos a mejorar la movilidad en Bogotá y ahí vamos a ver si se debe modificar la medida”, aseguró.

Entretanto, María Andrea Nieto, candidata a la Alcaldía de Bogotá por firmas, pidió a la Alcaldía de Bogotá mostrar a la ciudadanía cuáles son las cifras reales de la contaminación del aire en la ciudad, para tomar medidas de fondo.

Consideró que el pico y placa ambiental de urgencia por cuatro días, “no es una solución a la problemática de contaminación de la ciudad” y aseguró que también se debe revisar la situación de las fábricas y las industrias, así como la revisión tecnomecánica de los vehículos.

“Esto no es un problema de carros, de trancones, de Transmilenio, es un tema que se debe revisar sobre todo por la afectación para los niños, que a veces en las políticas se dejan en un segundo plano”, señaló Nieto.

Agregó que “una de las grandes preocupaciones que hay en Bogotá, es que hay más de 500 mil consultas anuales de niños entre 0 y 10 años, que se sienten afectados por la maca calidad del aire en la ciudad”.

“Me gusta que en este momento estemos tomando conciencia con un segundo pico ambiental (…) yo si le pido al Alcaldía de Bogotá que nos informe cuál es la situación del aire que estamos respirando”, puntualizó.

FUENTE: www.rcnradio.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *