Colombia llora la partida de Gloria Zea, la gran gestora del arte

A Gloria Zea (1935) nada la detenía. Sin duda, uno de los principales motores que la mantuvieron en pie hasta sus últimos días, junto con su familia, fueron sus amigos. A pesar de las dificultades para respirar, que la venían aquejando, a esta gestora del arte y la cultura se le veía feliz saludando a sus amigos en galerías, teatros y en reuniones.

La gran gestora del arte y directora histórica del Museo de Arte Moderno de Bogotá falleció este lunes en la tarde en una clínica capitalina, por complicaciones de salud. Así se lo confirmaron a este diario fuentes cercanas a la Fundación Ópera de Colombia y amigos cercanos.

Hasta el Palacio de Nariño llegó puntual, hace pocos días, para honrar el legado de su querido amigo el expresidente Belisario Betancur, durante un acto que le rindió el presidente Iván Duque.

Otro de sus sueños fue siempre la promoción del género operático, que adoraba. Precisamente, uno de sus proyectos recientes era hacer realidad el sueño de llevar al escenario ‘El caballero de la rosa’, de Richard Strauss, que estrenó en septiembre del año pasado. Este montaje lo realizaron en conjunto la Fundación Ópera de Colombia y el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo.

Febrero del 2016 fue un momento dífcil para Zea, cuando luego de 46 años al frente del Museo de Arte Moderno de Bogotá, tomó la decisión de dejar ese cargo.
En ese momento, Zea le comentó que estaba viviendo unos días muy nostálgicos.

“Estos días han sido una lloradera permanente. He recibido muchas llamadas, las más bellas que te puedas imaginar, de gente dándome las gracias”, comentó Zea.

Luego de 46 años como cabeza del MamBo, su familia, especialmente sus hijos, le dieron un ultimátum: “Me pusieron ‘un revólver en la cabeza’ y me dijeron: no más, mamá, hasta acá llegaste. Te estás matando. Entonces, tomé la decisión de retirarme”, recordó Zea con el humor que siempre la caracterizó.

Pero lograr que este ‘huracán’ se detuviera era imposible. Para ella, esta decisión no fue una jubilación. Al salir de la Dirección del MamBo, Zea comentó que se iba a dedicar por completo la Ópera de Colombia, que en 2016 cumplió 40 años.

En su oficina, entre fotos de sus hijos, unos cuantos cuadros y un retrato que le hizo su primer esposo, el pintor y escultor Fernando Botero, esta filósofa de la Universidad de los Andes reconocida como una gran gestora cultural le resumió a este diario sus cuatro décadas al frente del MamBo: “Hemos traído 240 exposiciones internacionales, y realizado 489 nacionales”.

Fuente: El Tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *