Bogotá

Colombia intensifica medidas de salud a pueblos fronterizos a medida que el número de muertos supera los 1,000

Con el anuncio del presidente Iván Duque de que, a partir del 1 de septiembre, Colombia abrirá su espacio aéreo internacional a las líneas aéreas comerciales, y aún no se ha fijado una fecha para que el transporte de autobuses intermunicipales reanude las operaciones, el miércoles, el Ministro de Salud Fernando Ruíz, destacó la importancia de los departamentos que comparten fronteras con otras naciones para aplicar estrictos protocolos de bioseguridad con el fin de mitigar la infección por coronavirus a las poblaciones en riesgo.

Durante una reunión con legisladores en el Senado, Ruíz enfatizó que con la ausencia de información precisa del gobierno venezolano sobre la propagación de COVID-19, los cruces fronterizos en Villa del Rosario en Norte de Santander y en Arauca son propensos a brotes dada la gran cantidad de ciudadanos que comparten una frontera común. El Ministro también expresó su preocupación de que las unidades de la UCI no se asignen correctamente a los pacientes con COVID-19 y que las camas se limiten a aquellos que tienen seguro privado.

“Estamos comprometidos a suministrar hasta el 70% de los ventiladores necesarios para el tratamiento territorial entidades ”, dijo Ruíz en un momento de la pandemia cuando los trabajadores de salud departamentales se han visto abrumados por los casos de coronavirus. Entre los departamentos de mayor riesgo dada su vasta extensión de frontera abierta con Venezuela se encuentra La Guajira, y donde se han reportado 30 casos entre su población indígena mayoritaria Wayúu.

El departamento también ha confirmado 5 muertes por la enfermedad respiratoria. “Estamos haciendo un monitoreo estricto en el municipio de Macao, que no es crítico sino uno de vigilancia especial”, dijo Ruiz. El ministro también enfatizó que desde el primer caso que se informó en Putumayo, ha estado en diálogo con el gobernador Buanerges Florencio para evaluar los riesgos fronterizos. Tumaco, en la costa del Pacífico del país y la ciudad portuaria más cercana a Ecuador, tiene 821 casos de COVID-19 e infraestructura médica precaria para atender las necesidades de los residentes afrocolombianos empobrecidos. El Instituto Nacional de Salud ha identificado 266 grupos de COVID-19 en los 32 departamentos.

Habiendo registrado 1,045 muertes desde el brote de coronavirus el 6 de marzo, el total de casos de Colombia ha llegado a 33,354 con 12,288 recuperados. Bogotá experimentó un aumento de 507 casos nuevos en comparación con los 373. del día anterior. Para confirmar los 1,521 casos adicionales en todo el país, el INS procesó 12,219 pruebas de PCR. La capital continúa siendo el foco del mayor número de casos de COVID-19 con 11,250 a partir del miércoles a pesar de una cuarentena extendida hasta el 15 de junio y más de un millón de residentes de Kennedy bajo “cuarentena estricta”. Las brigadas de salud del distrito barrieron a Kennedy el miércoles para aumentar las pruebas en la comunidad.