04/19/2024

Consejo de Estado le ordenó al alcalde de Bogotá garantizar seguridad en el Palacio de Justicia

Inicio » Bogotá » Consejo de Estado le ordenó al alcalde de Bogotá garantizar seguridad en el Palacio de Justicia

Table of Contents

Luego de que un grupo de manifestantes que exigían la elección de la fiscal general terminaron asediando y bloqueando por varias horas el Palacio de Justicia el pasado 8 de febrero, en medio de la votación en la Corte Suprema de Justicia, el Consejo de Estado se pronunció para que la administración distrital garantice la seguridad en la próxima sala plena.

Por eso, para este 22 de febrero, el alto tribunal le ordenó al alcalde de Bogotá, Carlos Fernando Galán tomar “acciones necesarias para reforzar la seguridad del Palacio de Justicia y sus alrededores, las que incluirán el reforzamiento del pie de fuerza y el establecimiento de controles del tráfico de aproximación al Palacio de Justicia, y la consulta y actuación de conformidad con los informes de inteligencia que hayan sido recabados sobre el tipo de conductas que fueron denunciadas en la marcha anterior”.

Con esta instrucción se pretende identificar y vigilar a las personas que se podrían infiltrar en las marchas para desestabilizar y generar alteración este jueves 22 de febrero, cuando la sala plena se vuelve a reunir para votar por tercera ocasión la elección de la nueva fiscal entre Amelia Pérez Parra, Luz Adriana Camargo y Ángela María Buitrago.

Fuentes de la Policía de Bogotá confirmaron que ya tienen planeado todo el dispositivo de seguridad para la elección de la fiscal, pero el general José Gualdrón, comandante de la institución en la capital del país, tiene pendiente la aprobación de esa estrategia para proteger el Palacio de Justicia.

La orden del Consejo de Estado se dio en medio de una demanda que aceptó el tribunal donde un ciudadano pidió protección a los derechos fundamentales y seguridad de las personas que trabajan al interior del Palacio de Justicia, de los ciudadanos que trabajan por la zona y de los niños que estudian en colegios aledaños a las instalaciones judiciales.