Bogotá

El festival de arte de Bogotá, Barcú, “retoma las calles de La Candelaria”

Cuando Barcú se lanzó en 2014 después de que un puñado de residentes en el distrito histórico de La Candelaria decidiera abrir sus hogares para exhibir obras de artistas, el público sensible a la comunidad acogió con beneplácito una propuesta alternativa y vanguardista paralela a la Feria Internacional de Arte de Bogotá (ARTBO).

Después de cinco ediciones muy concurridas, y la sexta lista para abrir el 17 de septiembre, el objetivo de Barcú sigue siendo promover La Candelaria como un distrito artístico relevante para la escena nacional e internacional. Durante seis días, los visitantes se sienten atraídos por exhibiciones innovadoras en casas coloniales, galerías, tiendas estudios de artistas y forja de un herrero. “Es un proceso de transformación, desde recuperar nuestras calles del crimen hasta descubrir algo nuevo y relevante en el arte”, dice el fundador y director artístico de Barcú, Christopher Paschall. “Y la mejor manera de mostrar nuestra cultura es mostrarla en el extranjero”.

La internacionalización de Barcú es uno de los temas rectores de este año, a pesar de que los organizadores han traído a la capital nombres respetados en el mundo del arte por Un evento anual que ha crecido de 6,000 visitantes a 30,000. En la alineación de 11 galerías de este año hay cuatro participantes internacionales: Galería Boccanera (Trento, Italia), Sasha Davila (Córdoba, Argentina), Galería Alfredo Ginnoccio (Ciudad de México) y Galería Okyo (Caracas, Venezuela). El talento local está representado por cinco galerías de Bogotá.

Una de las características definitorias de Barcú es un circuito para caminar, y este año tiene como arteria creativa el Cra 1, que tiene forma de H, une Calles 10 con 9. En el medio de la calle está Barcú Village, un espacio orientado a la familia con actividades para niños, puestos de comida y música en vivo. Las 18 Casas Barcú seleccionadas como parte del circuito incluyen casas con encanto, hostales boutique y fundaciones Gilberto Alzate Avendaño (Calle 10 con Cra No.3-16) y Casa Cakike (Cra 1 No.9-44) . Y como Paschall enfatiza: “No se puede caminar a Barcú en un día”. Holanda presenta a uno de los artistas invitados del festival, Zedz, considerado un Piet Mondrian del mural moderno. Con su graffiti geométrico creado por gráficos por computadora, la colorida adaptación de la tipografía a la arquitectura de Zedz seguramente encontrará un muro vacío en La Candelaria. Artista digital español Solimán López traza su curso en la feria con “Media Art”, el término general para describir su estética visceral e hiperrealidades. López es el director de Innovación y Desarrollo de la Escuela Superior de Arte y Tecnología en Valencia.

No es ajeno al poder transformador del arte Rafael Gómezbarros, el artista nacido en Santa Marta que desató una colonia de hormigas de metal en emblemáticos edificios colombianos, incluido el Capitolio de la nación. Su producción más reciente “Las cosas bellas nos hacen esclavos” se presentará en Casa Teatro Taller (Calle 10 No.0-55) y consiste en una obra monumental forjada con materiales reciclados.

Ofreciendo espacio de pared muy necesario para los artistas representados comercialmente son también un pilar del manifiesto de Barcú y Spotlights i n su versión 2019 muestra pinturas, dibujos y fotografías de 17 talentos emergentes.

La ​​película también contribuye a la energía creativa de Barcú con el recientemente inaugurado hogar de la Cinemateca de Bogotá, que ofrece una lista de películas socialmente relevantes comisariadas como Declaraciones.

Luego, un muy esperado Disco Silent inmersivo y destacado musical para los juerguistas de Barcú. Entonces, además de usar zapatos cómodos para caminar, cuando tres DJs se enfrentan, ponte unos auriculares inalámbricos y baila a tu ritmo.

Para honrar a todos los actos colombianos en vivo que fueron invitados a actuar en Glastonbury, Inglaterra, esto En verano, Paschall pidió al británico Malcolm Haynes que presentara una versión simplificada del festival al aire libre más grande del mundo, y subiendo al escenario en Barcú Nights son ​​Absalon y Afropacífico, Salsa N Groove, Los Yoryis, Mabiland, Ghetto Kumbé , La Payara, Sol Okarina, Acido Pantera y DJ Dani Dabba.

Barcú es una celebración de la comunidad en el sentido más amplio de la palabra, dedicada a empujar los límites artísticos y ofrecer a Bogotanos un evento cultural inclusivo. Como evento financiado de forma privada, se pueden comprar pases de un día en Barcú Village (Cra 1 entre las calles 10 y 9) por $ 25,000 pesos. Los niños menores de 12 años entran gratis hasta las 9:00 p.m. El pase nocturno (del 17 al 22 de septiembre, excepto el sábado 21) también cuesta $ 25,000 pesos. El festival está abierto de lunes a viernes de 1:00 p.m. a 9:00 p.m., y los sábados y domingos de $ 11: 00 a.m. a 9:00 p.m. Para el listado cultural completo visite: www.barcu.com