Noticias

Fiscalía acusó a Gustavo Rugeles por violencia intrafamiliar

Tras cinco intentos, la Fiscalía realizó formalmente la lectura del escrito de acusación contra el periodista Gustavo Rugeles Urbina, en el juzgado 13 penal municipal de conocimiento en Bogotá.

El ente investigador lo acusó del delito de violencia intrafamiliar por los actos cometidos en contra de su expareja el pasado 17 diciembre de 2017.

Entre el material probatorio, la Fiscalía contará con los testimonios de policías que llegaron al lugar de los hechos y remitieron a la víctima a Medicina Legal y el dictamen forense que se dio en ese momento.

Aunque la Fiscalía radicó el escrito de acusación el 12 de enero del 2018, no había podido realizar la audiencia de acusación por aplazamientos. Además, en dos de las cuatro citaciones el procesado argumentó que no contaba con un abogado de confianza.

Para esta citación, Rugeles Urbina se presentó con el abogado defensor Jorge Torres.

Finalizada esta etapa, que estaba programada desde abril del año pasado, el proceso continuará en la fase preparatoria del juicio.

Precisamente por los aplazamientos de la audiencia en la que se debía leer el escrito de acusación, el proceso estaba represado hace casi un año. Pues dicha diligencia estaba programada desde el 5 de abril, pero se venía aplazando.

La denuncia formal contra Rugeles fue formulada en diciembre de 2017, el 17 de ese mes la Fiscalía imputó cargos al periodista por agredir a su pareja y en enero del año pasado radicó el escrito de acusación.

Durante la imputación de cargos por violencia intrafamiliar, el ente acusador no pidió medida privativa de la libertad contra Rugeles, pero sí solicitó medidas cautelares para proteger a Marcela González.

Pero, pese a las medidas de protección, el periodista habría vuelto a golpear a González, según contó ella.

Contra el comunicador hay otras denuncias por agresión a mujeres. Sin embargo, él ha manifestado que lo único que se pretende con ellas es dañar su imagen.

Formulada la acusación, se espera que el proceso avance y que la Fiscalía y la defensa puedan presentar las pruebas que utilizarán en el juicio.

EL TIEMPO