Noticias

Hernando Sánchez, del filo de la muerte al liderazgo ganadero

Dicen que las dificultades nacen las mejores ideas. Si en esa reflexión cabe el haber estado a punto de morir, el ganadero Jesús Hernando Sánchez Sierra, es uno de esos protagonistas que pasó del filo de la muerte al liderazgo ganadero.

Aquel atentado del 11 de octubre de 2012 en la zona rosa de Bogotá, en donde fue atacado a tiros, marcaron –por supuesto– el antes y el resto de su vida. Salvarse después de recibir 11 disparos por la espalda fue prácticamente un milagro.

Lo que sí no es un milagro es el crecimiento que, luego de pasar por aquel episodio que lo mantuvo en coma por casi 2 meses, ha logrado en el área de la ganadería en su natal departamento de Vichada.

Lea también: ¿Ganadería sostenible? Un negocio rentable para Manizales

Desde allí se ha vuelto un líder en materia de producción ganadera, incluso reconocido por avanzar en los más altos estándares de calidad de los productos ofrecidos al mercado.

Líder en la búsqueda del éxito

Los convenios con corporaciones extranjeras del ramo han hecho de Jesús Hernando Sánchez Sierra un ganadero de vanguardia, tanto en tecnología como en la cría de especies para liderar parte del mercado nacional.

Pero siempre con la mirada puesta en el desarrollo de Colombia, más que en su propio protagonismo, Sánchez mantiene una vida cotidiana común, como un empresario dedicado a sus labores, con la única motivación de producir para su país y tener algo qué ofrecer.

No es casualidad que una segunda oportunidad de vida sea el combustible para sumarse a la lucha por el crecimiento de la nación. Un empresario que dedicado a eso es digno representante de su tierra.

“Para los ganaderos, si se invierte bien capital en el negocio, se hace bien las cosas y se trabaja con esmero, eso va a repercutir en ganancias tanto para el negocio como para el país, sostiene el productor colombiano.