Noticias

Mendicidad aumenta en las calles de Fusagasugá

Desde desplazados por el conflicto, hasta población migrante, forman parte de los casos de mendicidad detectados en la Ciudad Jardín de Colombia.

Los resultados de la pandemia por Covid-19 deja en evidencia los duros reflejos que ha tenido sobre la población, muchos son los casos de mendicidad que se evidencian en Fusagasugá, de entrada, al mes de diciembre.

La época donde se registra el mayor auge de reactivación económica, también aflora estas situaciones, donde familias enteras salen a las calles a “pedir monedas”, tras hallarse desasistidos de organismos gubernamentales y en un tiempo donde la solidaridad post-pandemia, se agota.

“Muchos venimos a pedir porque el hambre tiene cara de perro y muchas veces miramos en esta ciudad y en otras, que hasta los mismos perros tienen más asistencia en las fundaciones que nosotros mismos”, son parte de los testimonios que ofreció un hombre con el cual conversamos y afirmó ser desplazado por la violencia.

Por tal situación, continua su marcha de pueblo en pueblo, y asegura que cada persona está mirando como resuelve su necesidad.

“Pedimos porque de verdad nuestra situación está muy mala, es preferible antes que salir a robar”, continuó la mujer que lo acompañaba con un niño en brazos que aparentemente no superaba los dos años de edad.

Como ellos, también una familia venezolana en la misma situación, que han sorteado su alimentación de lo que pueden hacer al día con la venta de bolsas de basura y cuando el tiempo se le oscurece mucho, no tienen otra salida que acudir a la limosna.

Son cinco niños y dos adultos que resuelven su vida durmiendo en un hotel de la ciudad que les permite la estadía solo en las noches; el resto del tiempo deambulan por las calles “rebuscando soluciones”.

“Llegamos aquí porque en Bogotá la situación está peor, ya somos muchos. Hay quienes nos gritan de mala manera que nos vayamos a nuestro país, una vez un señor me escupió delante de mis hijos; pero no todos son malos, también hay seres humanos que nos han dado la mano y ofrecido trabajos puntuales y uno resuelve.  Todos los días nos enfrentamos a la incertidumbre de no saber lo que pueda pasar, pero seguimos en la lucha. No estamos aquí por gusto, a nadie le gustaría estar así, lo hacemos por necesidad”, replanteó otro sujeto al que consultó el equipo de reporteros de Noticias Día a Día.

¿Qué dicen las Autoridades?

Sobre el tema en particular se consultó al Secretario de Familia en Integración Social de Fusagasugá, Giovanny Villalobos quien indicó que se están desarrollando evaluaciones a estas personas para verificar la situación, bajo la premisa de “población vulnerable”, debido que como despacho deben acudirlos como parte de un compromiso humanitario y haciendo cumplir los derechos humanos, aunque no fuera responsabilidad de la o